¿SON SEGUROS LOS SUPLEMENTOS DIETÈTICOS?

¿Quién es responsable de la seguridad de los suplementos dietéticos?

La FDA no está autorizada para revisar los productos de suplementos dietéticos para su seguridad y eficacia antes de su comercialización.
Los fabricantes y distribuidores de suplementos dietéticos son responsables de garantizar que sus productos son seguros ANTES de comercializarlos.
Si el suplemento dietético contiene un ingrediente NUEVO, los fabricantes deben notificar a la FDA acerca de ese ingrediente antes de su comercialización. Sin embargo, la notificación sólo podrá ser revisada por la FDA (no aprobada) y sólo para determinar su seguridad, y no su eficacia.
Los fabricantes deben producir suplementos dietéticos en una forma de calidad y asegurarse de que no contienen contaminantes o impurezas, y que están correctamente etiquetados de acuerdo a las Buenas Prácticas de Manufactura (cGMP) y reglamentos de etiquetado actuales.
Si se produce un problema grave relacionado con un suplemento dietético, los fabricantes deben informarlo a la FDA como un evento adverso. La FDA puede sacar suplementos dietéticos fuera del mercado si se descubre que son inseguros o si las afirmaciones sobre los productos son falsas y engañosas.

¿Cómo puedo averiguar más sobre el suplemento dietético que estoy tomando?

Las etiquetas de los suplementos dietéticos deben incluir el nombre y la información de ubicación del fabricante o distribuidor. Si desea saber más acerca del producto que usted está tomando, consulte al fabricante o distribuidor acerca de:
  • Información que apoye las afirmaciones sobre el producto
  • Información sobre la seguridad y eficacia de los ingredientes en el producto.

¿Cómo puedo comprar los suplementos de manera inteligente?

Sea un usuario conocedor de los suplementos. Puede hacerlo así:

  • Al buscar los suplementos en Internet, use sitios no comerciales (p. ej. Instituto Nacional de Salud, la FDA, y el Departamento Federal de Agricultura) en lugar de depender de información ofrecida por vendedores.
  • Si las declaraciones suenan demasiado buenas para ser ciertas, dude que lo sean. Cuidese de declaraciones tales como “funciona mejor que [un medicamento con receta]”, “totalmente seguro” o “carece de efectos secundarios”.
  • Sea consciente de que el término natural no siempre significa seguro.
  • Si está considerando consumir un suplemento dietético, pregúntele a su proveedor de salud si este suplemento es seguro y benefocioso para usted
  • Siempre recuerde: ¡la seguridad es lo primero!

Entradas populares de este blog

Factores de Transferencia: eleve su sistema inmunológico en un 437%

SUPLEMENTOS DIETÈTICOS